enero 27, 2021

Para que las mariposas por fin puedan volar libres

El 25 de noviembre de 1960 las hermanas Minerva, Patria y María Teresa Mirabal, activistas y esposas de activistas contra la dictadura de Trujillo aparecieron asesinadas a golpes, junto con el conductor del auto que las traía de regreso después de visitar a sus parejas en la cárcel donde sufrían una pena por sedición. Por su lucha por la libertad, estas hermanas fueron llamadas “Las Mariposas”.

El brutal crimen hizo que el 25 de noviembre se declarara como el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la mujer. Fecha que, aunque ya lleva vigente varios años, no ha obtenido los resultados que serían de esperarse.

En 2019, por ejemplo, las cifras de maltrato total a la mujer en Ecuador se encontraban entre el 65 y el 70%, una cifra muy alta aún para lo que se podría esperar en un país ‘civilizado’ en donde además existen muchos colectivos feministas y se supone, por lo que se lee en redes y se escucha, que las mujeres han avanzado por lo menos en el conocimiento y defensa de sus derechos.

En estos meses de pandemia, y dado el obligatorio confinamiento, es vox populi que se han incrementado las cifras de agresiones contra la mujer, y no solamente eso, sino también las cifras de femicidio. Según datos del CEPAM (Centro de Promoción y Acción para la Mujer) citada por el diario conservador (que no independiente, como se autoproclama) El Comercio, un 52,94% de mujeres encuestadas de una muestra de 2000 en todo el ecuador se siente insegura en sus hogares, el 81,46% ha sufrido humillaciones o desvalorizaciones por parte de su pareja, y el 9,39% dice haber sido violentada sexualmente durante la cuarentena.

Pero no queda ahí la cosa. Es más grave, pues también se ha dado un número significativo de femicidios durante la cuarentena y la pandemia: solo entre el 16 de marzo y el 31 de mayo del año en curso fueron asesinadas trece mujeres en nuestro país, según datos de la revista digital gkillcity. Y en ese mismo medio se menciona que la situación podría ser infinitamente peor, pues los crímenes de género se suelen ocultar dada su naturaleza y el hecho de con demasiada frecuencia el agresor o asesino es la pareja o algún familiar directo de la víctima.

En este contexto, el gobierno nacional reduce o elimina los fondos destinados a la lucha contra la violencia machista, los medios de comunicación continúan promoviendo visiones misóginas y sexistas, las redes sociales se ufanan en difundir prejuicios y la cuarta Vicepresidenta nombrada a dedo amenaza con renunciar si se aprueba un Código de la Salud que apoye los derechos sexuales y reproductivos de la mujer.

Por todos estos motivos, nuestro especial de Ruta de Letras, el día de mañana, incluye poemas, textos y relatos en voces femeninas y masculinas en defensa de los derechos e integridad de las mujeres y las niñas, denunciando el horror de tantas y tantas que son agredidas por quienes un día prometieron amarlas y protegerlas, vilipendiadas en redes sociales y medios de comunicación, ridiculizadas en la defensa de sus justas causas y con frecuencia sacrificadas en aras de los caducos y deleznables valores de una sociedad que medra de la tragedia y la violencia de género.

La Erradicación de la Violencia contra la Mujer no es solamente una causa femenina, ni siquiera feminista. Cuántos niños varones quedan huérfanos a causa del femicidio. Cuánta violencia termina por afectar psicológica e incluso físicamente también a los hombres por diversos motivos.

Y qué hacer desde la Literatura y el Arte para apoyar la toma de consciencia de que en el mundo las mujeres y los hombres no somos enemigos, sino pasajeros de un mismo barco en donde sería hermoso que las mariposas pudieran volver a volar con paz y tranquilidad.

FUENTES: https://www.elcomercio.com/actualidad/pandemia-ecuador-amenaza-mujer-violencia.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com

https://gk.city/2020/11/12/femicidios-ecuador-durante-pandemia/
Lucrecia Maldonado
Lucrecia Maldonado

Escritora. Directora Ruta de Letras