julio 9, 2020

¡HASTA QUE LAS CALLES GRITARON!

Desde varios colectivos, organizaciones sociales y estudiantiles, así como  individualidades, invitamos a los diferentes medios de comunicación y espacios de difusión a participar activamente en el desarrollo de ¡Hasta que las calles gritaron!; una acción de protesta extendida a nivel nacional en más de cincuenta puntos, a lo largo de once ciudades en todo el país, en horas de la mañana: Quito, Guayaquil, Cuenca, Loja, Esmeraldas, Portoviejo, Machala, Santo Domingo, Puyo, Riobamba, Manta, nos hacemos oír.

¡Hasta que las calles gritaron! ha sido planteada desde lossiguientes lineamientos:

  1. La acción simbólica que realizamos en el espacio público visibiliza el malestar de diversos sectores sociales en contra las políticas neoliberales del gobierno que, en el contexto de esta pandemia, se han llevado cientos de vidas, miles de dólares en corruptelas, y hoy han emprendido una agenda para vulnerar los derechos más básicos e importantes para la sociedad.
  1. La crisis sanitaria ha sido pretexto suficiente para culminar algunos de los ataques que se venía fraguando hacia los sectores de la educación, salud y trabajo; todo, dentro del marco para cumplir las cartas de intención firmadas con el Fondo Monetario Internacional. Las afirmaciones sobre el tamaño del Estado o la eficiencia de su gasto, ha sido el discurso que ha tratado de legitimar menos fondos para la Universidad Pública y despidos masivos a miles de trabajadores dentro de instituciones del Estado.
  1. Fruto de esta tarea, han logrado aprobar una ley, que camuflada en el nombre de humanitaria, y de los “mutuos acuerdos”, atenta contra nuestros derechos laborales  e invisibiliza las relaciones asimétricas de poder entre empleados y empleadores. Aunque arrimar el hombro ha sido la consigna para justificar la agresión a derechos, a las élites económicas no se les ha tocado ni un solo centavo de sus ingresos.
  1. Lo señalado anteriormente, dentro de un contexto, donde el servicio de salud de la emergencia sanitaria no ha logrado asistir a tiempo a todxs lxs enfermxs, dejando como consecuencia miles de muertxs de los sectores más empobrecidos, siendo además, epicentro de repartos políticos del gobierno de los robos más descarados de fondos públicos: la salud ha sido vista como el último lugar al que atender y el primero al que saquear.
  1. El encierro no nos calla. Nuestra indignación y rechazo se muestra en estas telas y pancartas que visibilizan el malestar generalizado, para denunciar la miseria con la cual se vulnera nuestros derechos y para seguir resistiendo haciendo que hasta las paredes griten. Seguiremos luchando a pesar de las circunstancias, reinventando las maneras de  hacerle frente al estado.

Solicitamos a través de este documento que los medios interesados en visibilizar la acción mencionada anteriormente, compartan en sus páginas y redes sociales contenido referente a dicha acción. Así como también, difundir en sus plataformas el material generado desde esta articulación. .

Atentamente,

Estudiantes y trabajadorxs indignadxs.

Nos tomaremos las calles